Buscar:
Red de Cultura de Paz

A partir de la estrategia del CFV para este período de trabajo donde el eje de todas las acciones lo constituye el tema ambiental, el equipo decidió reactivar la Red de Cultura de Paz que coordinó el Centro durante muchos años.

Actualmente la revitalización de dicha red tiene como referente la Metodología de Diálogo Territorial (DT) para la transformación ambiental en Cuba. Esta metodología se implementa desde herramientas de concertación, negociación y mediación. El centro lleva a delante estos procesos a partir de la propuesta que de este tema hace Philippe Barret, experto francés de la organización Geyser quien trabaja estos temas en Francia y América Latina y el Caribe. 

La meta a alcanzar en este ámbito será el fortalecimiento de esta red a partir de acciones formativas y de acompañamiento a proceso concretos en los territorios que el Centro acompaña. Por tanto, las personas participantes en los proyectos que se implementen, así como otras que representen organizaciones o instituciones interesadas en el tema a partir de alianzas o articulaciones con el CFV. Pretende además articularse con la red de Mapa Verde para implementar procesos de diálogo a partir de las problemáticas que levantan en los mapas como diagnóstico de las comunidades.

Red de Mapa Verde:

Mapa Verde es una metodología de diagnóstico, planificación y gestión ambiental participativa que permite visualizar los valores locales de nuestras comunidades y su problemática socioeconómica, expresándola de forma práctica a través de una iconografía propia (Iconos © Green Map System, Inc. 2008), colocada en un croquis o mapa. Estos íconos conforman un lenguaje común que favorece el intercambio de información entre grupos y países.
La organización del Mapa Verde en Cuba se expresa a través de una Red Nacional, conformada por grupos estructurados en los llamados nodos territoriales que trabajan de manera planificada en la protección y restauración ambiental de sus comunidades. El mayor número de grupos está en centros estudiantiles, promovidos y dirigidos por personal docente, casi todas mujeres, con la participación de niñas y niños vinculados al proyecto. Se aprecia un predominio del sexo femenino en los promotores. Cuenta con una Estrategia Nacional contextualizada localmente en los nodos territoriales que promueve procesos de gestión ambiental participativos, con enfoque interseccional para la transformación local.
La orientación del trabajo va encaminada hacia la disminución o erradicación de vulnerabilidades, lo que permite que pueda ser considerada como una útil herramienta para incrementar la resiliencia comunitaria. Los nodos están coordinados por mapeadores, promotores ambientales, que provienen de proyectos comunitarios, instituciones, organizaciones e instancias de gobierno del territorio.

Leer más